jueves, 19 de abril de 2007

Tengo una pregunta para usted...




Qué interesante es ver a los políticos cara a cara con las personas a las que representan. Cuántos detalles salen a relucir una vez que se encuentran despojados de su corsé, del discurso, y quieren ir al encuentro de la calle. Cuánta será la distancia que les separa de la realidad ciudadana que han de prepararse a conciencia estas intervenciones, muy asesorados para demostrar cercanía, complicidad, interés, sensibilidad... Para convencer.

Zapatero pagó la novatada. Mal asesorado en su vestuario, reiterante y técnico, lento y previsible. Aburrido. Educado y muy respetuoso con la oposición, sin crispar, hipotecando el éxito de su intervención al azul de sus ojos, a su voz melodioso y su pinta de buena persona, que escucha, y lo que es más importante, firmemente convencida de lo que dice, lo que le da el aire de idealista ingénuo. Aún así, menos cercano de lo que cabría esperar.

Rajoy más aleccionado. Tratando de ser dinámico y cercano, consiguiéndolo a ratos, pero tratando de esconder lo que tarde o temprano tras dos horas de programa nadie puede tapar: el miedo. El miedo del brillante opositor, joven jurista sabelotodo metido a político por su verbo ágil, que ahora quiere bajar al terreno de lo vulgar. Un honrado diputado que irremediablemente lleva escrito en la cara “Nunca seré presidente”, porque no cree en lo que dice, y que se nota que se ha empollado lo que tiene que decir, que es distinto. Los listos no caen bien, y además hace cosas raras con la cara ¡caray!. Además, sin leer lo que dice, Mariano deja entrever mala capacidad para recibir críticas y asoman algunos complejos. Parece ser de esos tipos que se saben más trabajadores y sabios que el resto y que cuando alguien que no es de su nivel les incomoda tiende a tomarse las cosas de modo personal, como si fuera a decir “Oiga yo no contesto esto mientras usted no estudie o conozca la realidad como es” (osea, como yo la veo, claro).

Cada vez tengo más clara una cosa. Si el PP apuesta por Gallardón, el PSOE lo tiene crudo. ¿Por qué no lo hace?