lunes, 28 de mayo de 2007

La voz del pueblo

La voluntad popular se escribe en forma de sentencia y su interpretación requiere sosiego y concentración. Pone a prueba lo que en su día se dijo, se hizo o se prometió y suele adoptar la forma de una invitación...a pasar factura. Tarde o temprano el pueblo obliga al replanteamiento, al arrepentimiento, y al esfuerzo indeseado. También a veces, las cuentas quedan sin saldar o desajustadas. Se olvidan tristemente algunas afrentas, sin embargo, tiene algo de justa, ciertamente, la voz del pueblo.

1 comentario:

Leandro dijo...

Ciertamente el pueblo, a veces, y digo a veces, por que normalmente permanece ciego por complacencia, coloca a sus politicos en su sitio.
Pero, cómo puede ser que la masa ignorante deba, sin saberlo, hacer lo que no hacen sus rpresentantes? eso debe ser la llamada Democracia; y menos mal que existe; incompleta, llena de errores y sobretodo lenta, pero menos mal.
Los politicos actuales, en su mayoría, no hacen honor a tan alta cualificación; los representantes de sus con-ciudadanos nada mas y nada menos; permanecen mas atentos a sus movimientos de poder personales y desde luego se olvidan de la primera de las virtudes: la prudencia.
Acaso no piensan que serán exclavos de sus comportamientos y sobretodo de sus vergüenzas, acaso piensan que "todo vale con o por dinero"; pero se confunden enormemente, "siempre" hay alguien dispuesto a sentir la virtud como parte de sus vida, siempre habrá alguien dispuesto a ser mejor persona y siempre habrá alguien dispuesto a elevar la Política al lugar que se merece.
Animo, tú eres una de esas personas.
Leandro.