miércoles, 6 de junio de 2007

El recurso ETA

En 1993 José María Aznar acudió al despacho del entonces ministro de Interior José Luis Corcuera para hablar sobre la política antiterrorista del gobierno. En aquel encuentro Aznar advirtió que iba a ser implacable con el ejecutivo de cara a la campaña electoral, no dejando NINGÚN asunto al margen en la contienda. El ministro pidió una aclaración: “Espero que eso no implique que se va a incluir la materia de política de estado contra el terrorismo”. Aznar inisitió: “Cuando digo nada, quiero decir NADA”.

Desde entonces hasta hoy se ha evidenciado esa premisa. El PP recurre a ETA de forma permanente para ganar votos. Con Aznar en la oposición, en el gobierno, y ahora como presidente del PP. ¿Qué haría el PP sin ETA?, ¿Qué ocurriría si Batasuna condenase la violencia y ETA abandonase las armas? ¿Se felicitaría, o buscaría tres pies al gato? El propio Aznar quiso negociar la paz, pero nadie más puede, ya lo hemos visto.

Ayer ETA anuncia el fin de su alto el fuego permanente. Los populares se han apresurado a atacar al gobierno. ¿Acaso no es esa la prueba definitiva de que el gobierno no regala nada a ETA?