martes, 21 de agosto de 2007

Grado 4 en la escala Gallardón

Seguramente a Alberto Ruiz Gallardón no le haga falta una ración de autoestima, pero sí de ánimo. Es un político muy reconocido a nivel nacional y ha vuelto a ganar en Madrid con mayoría absoluta ¿Por qué no puede decir que le gustaría ir al Congreso? Él sabe y sus compañeros de partido saben que sería el candidato a la presidencia más duro que se le pueda presentar a Zapatero. Todos lo sabemos. Sin embargo, para algunos de sus compañeros de filas este deseo expresado en voz alta representa una amenaza.

En el partido popular los candidatos se eligen a dedo, de lo contrario, a poco que se dejasen llevar por el poder de las encuestas, Gallardón sería el candidato. ¿Qué temen de él? Sus oponentes políticos está claro: su capacidad, su popularidad. ¿Sus compañeros? No me caben dudas de que muchos de ellos están convencidos de que si Rajoy repite como candidato Gallardón estará “rezando” para que gane de nuevo el PSOE y abanderar la renovación del PP.

Es un político inteligente. Maneja perfectamente los medios de comunicación. Estará haciendo lo que sepa que es más aconsejable en este momento, mirando a largo plazo. Aunque a alguno no le guste, después de las elecciones generales de 2008 tendrá su oportunidad. Cuando Rajoy se vaya ¿Qué pasará? Si Gallardón no le sucede sólo el desgaste y una pésima gestión puede impedir que Zapatero reciba el añop 2016 como presidente del gobierno.

1 comentario:

Ex-sociata dijo...

Ciertamente llevas toda la razón. No obstante comentas que en el PP se eligen a dedo a sus candidatos, desconozco el funcionamiento interno de este partido, pero conozco bien el funcionamiento de su contrario: el PSOE, y en él (te aseguro) que tambien se escogen a dedo a sus candidatos. Son en España los partidos políticos mayoritarios a los que más falta les hace aplicar la tan
defendida democracia dentro de sus filas. Las "familias" socialistas o las "corrientes" del PP, son quienes en favor de sus intereses económico-personales "cortan el bakalao"; no lo dudes.
El que nuestros representantes se eligieran por mérito y competencia haría que muchos "socialistas" se quedaran en el paro (y lo que es peor, sin profesión alguna) y muchos "amigos" de la derecha sin beneficios astronómicos para sus empresas.
No te desanimo, pero esta es la realidad.