martes, 19 de febrero de 2008

Una imagen vale más

Existen. Son mayores y son jóvenes (no todos hombres, no nos pensemos...). Se manifiestan, como cualquiera en democracia, con total libertad. Están homenajeando a los caídos de la División Azul, aquella que peleó por los ideales nazis junto a las tropas de Hitler. Realizan el saludo fascista, incluso con el alzacuellos sacerdotal. En sus rostros se ve la convicción e incluso la ira. No hay que juzgar por la apariencia, pero tengo la intuición que no serán precisamente dialogantes ni respetuosos con quien piense de forma diferente. Miran al pasado, viven pensando que la sociedad va a peor. Viven entre nosotros, van en el autobús y al médico... Que no se nos olvide.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La bandera es un poco cutre no?? parece de plastico duro. Ah por cierto, vaya tropa...

CARPE DIEM dijo...

Lo primero que me viene a la cabeza es que se me hincha la vena... pero sería ponerme a su altura, así que es mejor practicar ejercicio de tolerancia y respeto a la pluralidad de pensamiento, esperando (aunque con poca esperanza) que ellos hagan lo mismo y a poder ser, sin hacer uso de la violencia.