martes, 4 de marzo de 2008


A mi amigo Jorge le gusta comparar la preferencia por un partido político con la afición a un equipo de fútbol. Sostiene que cuando se produce un enfrentamiento, pongamos por caso como el debate televisivo de ayer, cada uno tiende a percibir que “su candidato” es mejor y lo hace mejor, aunque no sea así. En otras palabras, que uno pierde la objetividad. Esta teoría serviría para reforzar la idea de que esos debates no sirven para cambiar la voluntad de voto de la mayoría de los ciudadanos. En este sentido, estoy de acuerdo con él.

Sin embargo, no hay que olvidar que hay otras personas a las que no les gusta ninguno de los candidatos, no les gustan los debates, o no les gusta la política, y no obstante irán a votar el domingo. Personas que haciendo “zapping” cazan algunas frases que quedan luego resonando en sus cabezas: “Lo más importante es la economía”, dice Rajoy. Claro, la economía... De ahí sale todo ¿no? Pero ¿Quién paga impuestos?, ¿Quién necesita ayudas sociales?, ¿Quién compra y paga?, ¿Quién trabaja?, ¿Quién emplea?... Nosotros, las personas, los que votamos.

El modelo económico que defiende la derecha es un modelo insolidario, que trata la necesidad con caridad, que beneficia a quienes más tienen porque se lo merecen, y que perpetúa la desigualdad de oportunidades. El más claro ejemplo es EE.UU., donde casi todo es privado empezando por la sanidad, donde la universidad en la que puedas estudiar depende de lo que puedas pagar, que tiene 50 millones de pobres, que se ha gastado en Irak 100 veces más de lo previsto y que tiene una moneda devaluada frente a la nuestra. Primera potencia mundial económica. Me quedo en esta España, crítica, diversa, culta y divertida. Lo siento señor Rajoy, voy con los otros.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con lo que dices PeterSmith pero sigo pensando que Zapatero deberia explicar mejor o hacer mas incapié en las razones de la "bajada" económica de España, de donde proviene es decir, cual es su origen y la conexión directa con la debacle económica que está sufriendo EEUU

Felipe lo explicó de forma muy simple y perfectamente comprensible para todo el mundo el otro dia en su mitin en Valladolid