viernes, 18 de abril de 2008

Ay, qué trabajo nos manda el señor


Si hay un tema que me preocupa de verdad es el de la famosa conciliación de la vida laboral y familiar. Lo veo cada día en muchas familias, lo padezco y creo que debe ser una prioridad su afrontamiento si queremos un sistema productivo más eficaz y un mayor nivel de bienestar. Las plazas de guardería pública son insuficientes y las condiciones horarias de los trabajos poco flexibles. Seguimos apegados al modelo de las 8 horas y no hablamos aún de rendimiento basado en objetivos ni en criterios de calidad.

Han de ser tan diferentes las políticas en función del contexto, que resulta incomprensible la incapacidad institucional para determinar las necesidades de cada población. Ministerio, Junta de Castilla y León, Diputación Provincial, Ayuntamiento... para aplicar medidas “tipo”. Hay municipios especiales por sus características y La Cistérniga lo es en cuanto al crecimiento demográfico. Nuestra población infantil y juvenil es mayoritaria y es inexcusable la puesta en marcha de iniciativas dirigidas hacia las familias. No es perdonable la falta de previsión en esta materia, pues el crecimiento urbanístico es la antesala del de población y con él la natalidad.

Las mujeres siguen siendo las mayores paganas de este panorama, viéndose ante la odiosa tesitura de elegir entre el mantenimiento del rol tradicional familiar o defender su derecho a desarrollar una carrera profesional en la que han invertido a veces muchos años de su vida. Al final, valiéndome de la anterior entrada, todo acaba dependiendo del poder adquisitivo. Con baja cualificación profesional y si eres mujer tienes más papeletas para “decidirte” por dedicarte a los hijos. Haber qué remedio.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Saludos Pedro: Comparto tu preocupación, al igual que miles de españolas y españoles por eso he creado un blog para reunir información, enlaces y opiniones sobre el tema. La dirección es http://conciliacionfamiliar.blogspot.com/ Saludos.

LaPá dijo...

por la baja materno paternal de 6 meses como mínimo.
aupa papi

Anónimo dijo...

Ciertamente aqui volvemos a lo mismo: mientras el sector publico se adapta a las necesidades de la población aqui solo puede hacer lo que quiere la gente con muy buena posición económica, que le sobra dinero para pagarse una guarderia privada con amplios horarios. A ver si en esto también se da cuenta la gente que los gobiernos de izquierdas son los que hacen que esto llegue algun dia, los que hacen avanzar el sector público, no como los conservadores que se dedican a privatizar aún mas todos los servicios y por tanto a privar de los mismos a gran parte de la población.
Ricardo, Madrid.

CARPE DIEM dijo...

Qué razón tienes. Se hace dificil abandonar por lo que has peleado si la sociedad y sus recursos no te lo ponen fácil. Cuántos años nos quedan por avanzar para la igualdad plena! Las administraciones hoy por hoy no apuestan claramente su acción social hacia ese camino, y mira que les daría votos, pero también hay que tener en cuenta que los pequeños-grandes pasos que se dan no siempre se transforman en la cultura empresarial. Por muchas ayudas que den si no se desbanca al machismo no tenemos mucho que hacer, ni que avanzar, ni en la empresa, ni en la sociedad, ni en la familia.
Yo por suerte, tengo una pareja que me valora, que cree en mi, que me ayuda y que comparte la vida familar en igualdad de condiciones. No todo es dinero, ni política, hay veces que lo peor, o lo mejor está en casa y para mí, las dos joyas que ilustran la foto de la entrada original, lo merecen y hacen que todo sea más fácil. Tengo suerte de tenerlos y de poder decirles todos los días CUANTO LES QUIERO