sábado, 5 de abril de 2008

Francisco Javier Sanz Morales

Hace unos días se ha publicado la noticia de que va a quedar en libertad el asesino de Francisco Javier Sanz Morales. Al margen de las razones legales que lo permiten, el sentimiento de falta de justicia aflora fácilmente entre la gente. Esta noticia viene a unirse a otras que, por otros motivos, están en el candelero precisamente por el funcionamiento de la administración de justicia. Vaya desde aquí mi apoyo a su familia y amigos, quienes no deben estar pasando un buen trago viendo como el autor de aquella barbaridad sale a la calle.
Entre todos, debemos cambiar muchas cosas de la justicia en España. Debemos trabajar para que se actualicen los códigos y se revisen las penas por determinados delitos, se agilicen los trámites en general, y sobre todo para que las víctimas y sus allegados tengan la tranquilidad y la seguridad de que se hace justicia. Este planteamiento no tiene nada que ver con tener una visión conservadora de lo penal, sino una visión más ajustada a la realidad.

1 comentario:

LaPá dijo...

Sí, pues está ahora mismo la Justicia en su mejor momento...
A ver cuánto tardan en recuperar el ritmo perdido, siempre que finalice la huelga, claro!
Y cuando lo hayan recuperado podrán empezar a plantearse cómo evitar estas salvajadas ocurridas en las últimas semanas, de delincuentes en libertad sin cumplir sus condenas, porque hay tanto trabajo para tan poca gente que no se puede ni controlar si los culpables las están cumpliendo o no... ¡¡¡¡¡qué barbaridad!!!!