miércoles, 25 de junio de 2008

El rey Babar


¿Conocéis al rey Babar? Es un personaje de cuento infantil de hace casi 80 años, pero cuyos libros siguen editándose. "Babar en Nueva York", "Babar en familia"..., como es habitual en estos casos. Babar es un elefantito de lo más simpático que a los niños les encanta. Tengo varios de estos libros que uso a veces con los niños, sobre todo para trabajar la comprensión. Y menos mal que su "comprensión" alcanza aproximadamente hasta donde lo hace a su edad, porque se pueden comprender muchas otras cosas con sus historias. Os invito a leer algo sobre él.


Babar era un elefantito feliz que asistió conmocionado al asesinato de su mamá a manos de un desalmado cazador. Tuvo el coraje de escapar a la ciudad y allí se hizo amigo de una anciana millonaria, que no sólo se ocupó de humanizarlo (incluyendo la vestimenta) sino que corrió con todos los gastos de esta educación. Babar sólo regresó a la selva para dos cosas. La primera para casarse con su prima y la segunda para ser coronado como nuevo rey de los elefantes. Sí, así por el morro. A uno lo llaman del exilio y ya está. Lo primero que hace tras ser coronado es agradecérselo al más anciano nombrándole general de los ejércitos. Después pone a todo el mundo a trabajar porque quiere levantar una ciudad en honor a su esposa, y vaya si lo hacen. Todas las casas son iguales (que no se diga); sólo son más amplias y lujosas la suya y la de la anciana señora, que se encargará de tutorizar todo el proceso de humanización masiva. Son espectaculares las escenas de cena de gala y ópera, cada uno ataviado con sus mejores sedas.


Otro día os hablo de otros libros como "Federico y Catalina" (este de es de los 80) de la editorial Susaeta. Cuánto cuesta aprender a leer. Cuánto cuesta comprender lo que se lee. Cuándo entendemos lo que se lee...

2 comentarios:

LaPá dijo...

Me has provocado curiosidad, si señor, otro gran objetivo educativo que cuando se satisface lleva al aprendizaje. Merçi

Natu. dijo...

*
Yo crecí viendo al Rey Babar, y ahora encontré unos videos en youtube que me asomaron lágrimas, aunque amaría encontrar algunos en español :)Y me emocionó leer lo que has escrito, algo de su historia, me lleva a mi infancia...


Saludos :)