miércoles, 9 de julio de 2008

No lo sé

Voy constatando poco a poco, que mucha mucha gente (la repetición es intencional) no tiene ni idea de cómo funciona el Estado. No hablo de niños ni de personas que no hayan podido ir al colegio en su momento. Hablo de personas que han recibido una educación básica, que en ocasiones ocupan puestos de trabajo de cierta responsabilidad y que intentan, como todos, educar a sus hijos. En definitiva "gente normal", que diría Juan Vicente Herrera. ¿Quién? Preguntarían ellos.
A veces los políticos se esfuerzan en explicar a la gente lo que hacen o lo que no hacen. Sobre todo tratan de establecer diferencias meridianas entre lo que ellos hacen o dejan de hacer y lo que hacen o dejan de hacer otros políticos. Así surgen disputas competenciales que resultan difíciles de entender. Los hospitales no funcionan bien..., las escuelas de mal en peor, la crisis... por culpa de Zapatero. Preguntad por ahí a ver a quién echa la gente la culpa de las listas de espera, de las que tanto se ha hablado hoy en la prensa.

Pero la pregunta más interesante que podemos hacer en la calle es ¿Sabe usted qué hace la Diputación? Eso sí, las responsabilidades de los Ayuntamientos están muy claras, porque ante la duda seguro que tienen algo que ver en el asunto del que se trate en cuestión. Qué difícil es esto de las autonomías, deben pensar quienes añoran otros tiempos.