domingo, 12 de octubre de 2008

El "coñazo" nacional

De “coñazo” calificó ayer Mariano Rajoy el desfile de las fuerzas armadas del día de la hispanidad. Lo hizo en voz baja y en privado, pero da lo mismo. Estos descuidos hace mucho tiempo que son imperdonables porque no pasan inadvertidos nunca para los periodistas. Lo que manifestó no es otra cosa que un sentir general de todos los dirigentes políticos y de una mayoría de la población, y no sería muy grave de no ser porque el año pasado el propio Rajoy hizo un exagerado alegato a favor de esta festividad invitando al pueblo a lucir las banderas en los balcones. Su forma de hacer patria ha quedado por los suelos de un plumazo, por si a alguien le quedaba alguna duda.


Muchas horas eligiendo mensajes, cuidando la imagen, midiendo tiempos políticos, para esto. Algunos todavía no se enteran de qué va su trabajo y eso se paga muy caro. Ya le pasó a Zapatero con Gabilondo en las vísperas electorales. Es estupendo conocer cómo piensan los políticos en realidad, porque su trabajo consiste fundamentalmente en actuar conforme a lo que se supone que deben defender. El desfile es un coñazo se mire por donde se mire, pero Rajoy la ha cagado. Porque la gente hoy habla de él, y habla mal. Eso es lo que cuenta.

2 comentarios:

LaPá dijo...

Aunque metiera la pata, considero que eso le hace más humano, a pesar de que la cagara...
A ver si dejan ya de perder el tiempo y el dinero público con estas "chorradas nacionales" y lo invierten en... ¿Educación, por ejemplo?

Oskar dijo...

Mas coñazo es escucharle a él, que nisiquiera tiene una correcta dicción. Sabrá del ejército este tipo...