viernes, 18 de diciembre de 2009

Lo inteligente o lo conveniente


Hoy publica El País, un artículo de opinión que plantea un asunto que a mi juicio debe abrirse con mucha naturalidad. A lo largo de su argumentado desarrollo, el texto de José Luis Álvarez ayuda a hipotetizar sobre el éxito de la estrategia política que están siguiendo los dos grandes partidos de cara a la próxima legislatura. Entre sus fundamentos destacan dos que me resultan incuestionables, como son:

a) El desgaste de ambos líderes, aunque por distintos motivos.
b) La existencia del concepto de “ciclo político” en el subconsciente colectivo de los ciudadanos.

El párrafo que aparece a continuación, también recogido en el diario Público, es suficientemente ilustrativo, especialmente en lo que se refiere al tuétano del tema en cuestión, es decir el PERFIL:

“El principal reto de Zapatero ya es su sucesión. Y porque el actual ciclo socialista es tan contingente a su persona debería proponer a alguien muy diferenciado: políticamente orientado a gobernar; ideológicamente enfocado a la economía; sociológicamente abierto a los grupos sociales que, embarcados en proyectos de movilidad vertical, tienen al mérito como seña de identidad y que han huido del PP en los últimos años, y electoralmente mucho más agresivo. Para acertar en esta decisión, Zapatero tendría que vencer uno de los sesgos cognitivos más persistentes: la llamada "reproducción homosocial", que empuja a elegir como sucesores a los semejantes. En esta elección, para Zapatero lo más virtuoso políticamente es lo más difícil psicológicamente”.

Hace mucho tiempo sostuve aquí que si el PP colocase a Ruiz Gallardón como candidato, y más si lo hiciera ahora, se produciría un claro cambio de tendencia de voto a favor de su partido por puro razonamiento sociológico. Sin embargo, los partidos en estos casos, no suelen hacer lo inteligente sino lo conveniente.