lunes, 25 de enero de 2010

La alargadísima sombra de la transición


La sombra del ciprés suele ser alargada, pero la de la “transición “ española lleva camino de ser interminable al paso que marcan algunos políticos o periodistas refiriéndose al “espíritu de la transición” como quien se refiere al espíritu santo. Noto que lo hacen habitualmente para hacer ver que dicho espíritu ha sido profanado por Zapatero como en una especie de pecado mortal. No hay líneas más peligrosas de cruzar que las que limitan nuestras mentes, me parece a mí. Es el caso de Luis María Ansón, que en el ánimo de dar impulso a sus argumentos de añoranza transicionla no se ruboriza en tildar a Felipe González como el mejor estadista de la democracia para acto seguido abrir la puerta de las tinieblas al actual presidente del gobierno, esas que asoman por entre las grietas de la España que se desintegra según dice el presidente de la Fundación FAES.

No haríamos mal en echar cuentas. Contemos la dictadura desde 1939 y hasta la muerte del dictador en 1975 (36 años) y desde entonces pongamos en marcha el reloj de la “transición” como sucesión de pasos hasta la entrada en vigor de la constitución en 1978. Resulta que se van a cumplir 32 años desde que ese periodo transitorio acabó. Es decir, casi tantos años de democracia como de dictadura, con esos tres de transición por el medio. ¿Qué quieren decir realmente entonces cuando se refieren a ese dichoso espíritu y por qué lo invocan? Se me ocurren muchas respuestas aparte de las que quedarían muy bien en un ensayo político a paises que lo necesiten, que aún son demasiados.

La transición representa sin duda un periodo enormemente valioso, pero estuvo marcado por el miedo y por la necesidad de mantener muchos y delicados equilibrios cuyo mantenimiento ha perdido su sentido por la pura ley de la cronología. Una vez maduro nuestro Estado de derecho y en continuo desarrollo del nivel bienestar social no hay motivo para queren buscar siempre en el consenso la máxima expresión de la democracia. Los ciudadanos reconocen las urnas como instrumentos domésticos y en ellas ajustan sus expectativas sobre el sistema por acción u omisión. Los españoles, gracias a Dios, no caímos en la orfandad por quedarnos sin caudillo y tampoco lo estamos sin espíritus de la transición. No nos hacen falta pastillas de responsabilidad ni obediencia debida a los héroes de la democracia, pues bien reconocida tendrán siempre su labor. Simplemente crecemos, nos desarrollamos y tenemos un futuro, cambiante cada día, y sólo eso.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Offer together the animalistic with two backs casinos? attempt over and above and above this advanced [url=http://www.realcazinoz.com]casino[/url] advisor and wing it denigrate online casino games like slots, blackjack, roulette, baccarat and more at www.realcazinoz.com .
you can also go above our untrained [url=http://freecasinogames2010.webs.com]casino[/url] barter something at http://freecasinogames2010.webs.com and subsist realized folding spondulix !
another blowhard [url=http://www.ttittancasino.com]casino spiele[/url] master is www.ttittancasino.com , as opposed to of german gamblers, snatch temperate well-wishing online casino bonus.