jueves, 25 de marzo de 2010

Messi y la corrupción


A simple vista la mecánica del rifirrafe político se alimenta de la novedad, pero en el fondo son clásicos. Ahora toca el asunto Matas, y ya se sabe, el principio de acción – reacción. La tentación de reducir a cenizas los argumentos del oponente es irresistible cuando la corruptela está enfrente, pero cuidado, las operaciones con la calculadora del rédito electoral dan error. A estas alturas de democracia, para dictar sentencia, el ciudadano español aplica el porcentaje de descuento por escándalos con demasiada naturalidad, y dejando a un lado el debate de “a quién afecta más”, la corrupción no pasa la factura que debería. Esta es la desgraciada realidad que nos debe hacer reflexionar.

Harían falta sobredosis de corrupción aderezadas con la cantidad justa de morbo rastrero para que una significativa masa social se planteara reorientar su voto y en cambio, por ejemplo, no decidiera salir de excursión al campo el domingo que toquen urnas. Esperar a sacar tajada de estos escándalos equivale a jugar a que el defensa contrario falle en su despeje y así poder aprovecharlo. Se puede ganar, pero es vergonzoso.

Si la iniciativa política no se cimenta en argumentos proposititos y sinceros, entonces la gente asume el “catenaccio” político como reglamento y aprende a justificar toda clase de medios que conduzcan a la victoria. Por ese camino se llega a valorar la astucia del ladrón y se le indulta de su delito, hasta cuando le roba a uno mismo. Por contra, apostar por la doctrina Messi despeja todas las dudas y hace que lo zafio sea visto como zafio al instante. Las justificaciones se vuelven injustificables. Todos sabemos distinguir entre lo buen hecho y lo malo, aunque otra cosa sea reconocerlo. El juego democrático necesita defensores que apuesten decididamente por él, que lo den altura y que no especulen.

1 comentario:

ATHENNE@ dijo...

dicen que las mujeres de futbol,no sabemos nada.Pues yo dirìa que si las hay y saben muchisimo.
pero bueno ese no es mi caso,yo no entiendo nada.
pero sin embargo escucho,observo.
Messi sin dudas es un crack en Europa y lo es.pero cada vez que lo veo jugar para Argentina.pareciera que no tiene ganàs de jugar .yo entiendo que europa le dio muchisimas oportunidades.a mi me gustaria ver a MEssi realmente jugar para arg.como àlla.y obviamente no sòlo depende de èl sino que tbn de todo un equipo.
admiro muchisimo a Maradona,y ojàla Argentina llegue a finales.
jaja como veràz no entiendo nada.
yo me pongo la camiseta de argentina gane o pierda.amo a mi pais.