jueves, 14 de febrero de 2013

Papá Estado o la selva


Últimamente me molesta más que de costumbre el desparpajo con que algunos como Carlos Cuesta (periodista) o Jesús Enríquez (portavoz municipal del PP en el ayuntamiento de Valladolid) espetan sentencias del tipo “Yo al papá Estado no lo necesito para nada” o “El ser humano es corrupto por naturaleza” respectivamente. Su aliento despide más hedor a soberbia, si cabe, que el del ladrón sosteniendo que todo hijo de vecino ha de ser necesariamente de su misma condición.

En circunstancias normales me conformaría con pensar que estos exabruptos son fruto de temporada. Cosecha copiosa en estos tiempos de abundante estiércol ideológico y que no emanan de principios y valores arraigados. Sin embargo, cuando sus voceros hacen notar en la solapa el pin del  liberalismo, como si de un salvoconducto intelectual se tratase, brota en mí un irremediable afán de combate... dialéctico.

Observo que estos “liberales” hechos a sí mismos están por lo general encantados de conocerse. Son aquellos que no recuerdan deber nada a nadie salvo a sus propias virtudes e infinito esfuerzo. En caso sucesorio y si de casta le viene al galgo extienden el mérito a los antepasados, igualmente entregados con éxito a la noble tarea de perfeccionar la condición humana. Tan detractores de la subvención como amantes de la limosna. Tan partidarios de la privatización como enemigos del subsidio.

En su condición de campeones parecen haberse visto obligados a concebir a los trabajadores como débiles y envidiosos. Un lastre, en resumidas cuentas: de tal manera que aquel que busca por cuenta ajena en la función pública o privada no ha de ser tenido como presunto incapaz de valerse por sí mismo. Qué diferencia oigan. Dónde va a parar esa “obreriza” dependiente de la asociación, de la reunión y del ruido, con la suficiencia y la decencia, primas hermanas del auténtico sentido común.

Conozco bien a algunos de esos liberales sobrevenidos. Sé bien dónde nacieron, de qué comieron y cómo salieron adelante. Les reconozco convencidos de haber coronado una cumbre sin diario de actas. Por eso la ley del más fuerte les empuja a insistir en esa naturaleza de su triunfo, la de la ley. Es así como difunden su discurso comparativo en un intento denodado por sentenciar por fin que la vida es justa sobre todo lo demás.

Ojo, que lo hacen por nuestro bien, no vaya nadie a pensar mal.  Su afán último es ayudarnos a entender lo que somos y a que aprendamos la lección: las oportunidades que no nos brinda la vida, es porque no nos las merecemos y el Estado no debería arbitrar para que las tengamos porque eso sería hacer trampas. Hay que dejar que la ley de la selva prevalezca porque ¿Dónde se ha visto que los huérfanos puedan bautizarse… sin padrino?

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Thank you for some other informative web site. The place else
could I am getting that kind of information written in such a perfect manner?
I have a project that I am simply now working on, and I've been on the glance out for such information.

Also visit my web site abnehmen fettkiller

Anónimo dijo...

[url=http://swisswatches24.co.uk/]fake watches[/url]

bestswiss
how good are replica watches
fake iwc mark xv
seiko marinemaster vs rolex submariner
coach outlet locations in il

http://aaawatches24.co.uk/

Anónimo dijo...

Hi there! Do you know if they make any plugins to help with
SEO? I'm trying to get my blog to rank for some targeted keywords but I'm
not seeing very good results. If you know of any
please share. Kudos!

Look into my website paleodiät

Anónimo dijo...

It's very straightforward to find out any topic on net as compared to textbooks, as I found this piece of writing at this site.

Here is my web site: koch dich schlank