domingo, 29 de septiembre de 2013

Pague más impuestos municipales y dé las gracias

“El Ayuntamiento prevé recaudar un 40% más por Tasas que el año pasado y un 50% más de IBI que en 2007”


A pesar de que Valladolid mantiene uno de los impuestos de vehículos más caros de España y de que es una de las ciudades en las que más subió el IBI en plena crisis (13% en 2012), a nuestro equipo de gobierno le ha surgido ahora el interés por cotejar los tributos municipales con los de otras capitales. Este ejercicio de comparación resultaría de algún provecho para los ciudadanos si al menos sirviera para aclarar el origen del asunto: ¿Qué ha hecho el PP para que nuestro ayuntamiento haya seguido el ejemplo de los más endeudados de España y nos haya colocado en el 8º puesto del ranking nacional (222 millones a 1 de enero de 2011)?

Nuestros “grandes gestores” municipales son esos a los que siempre se les llena la boca con las bondades de bajar impuestos para generar consumo y crear empleo pero, qué cosas, nunca los han bajado en los 19 años que llevan mandando en Valladolid, en la que ya hay 30.000 personas buscando un trabajo. Son los mismos administradores que le están ayudando a superar la crisis metiéndole a usted la mano en el bolsillo, así como que no quiere la cosa, pero por su bien, no se vaya a pensar. No olvide que tal vez ellos tengan razón y forme usted parte de esa ralea de ciudadanos insensatos que vivió por encima de sus posibilidades;  a diferencia de ellos, que como gestores serios y responsables se limitaron a gastar un dinero nuestro que no tenían.

Ha de comprender usted que su cartera les es ahora imprescindible para que puedan obrar su prometido “milagro económico”, que consiste en coger su dinero y usarlo para devolver a los bancos lo que les prestaron más los intereses. Quizás no se ha dado cuenta, pero en los últimos seis años 538 euros suyos y otros tantos de cada vecino ya han ido a parar a las entidades financieras por intermediación municipal. Cada día son 76.513 euros, de todos, los que vienen empleando los grandes gestores para ir saldando esa deuda: ya llevamos 167 millones ¿Será esta la factura por tener una ciudad tan espectacular?

Eche cuentas: coja un recibo del IBI de 2007 y después sume al recibo de este año la tasa de basuras (esa que no estaba en el programa electoral del PP). Compare así lo que pagaba antes de la crisis y lo que paga ahora por recibir los mismos servicios. Los mismos exactamente, porque a usted, no lo dude, nadie le ha regalado nunca el coste de la recogida de basuras. Comprobará que el aumento ronda el 65%, que se dice pronto. Un grano no hace granero, pero grano a grano la recaudación tributaria municipal ha aumentado desde 2008 más de un 15%. Ya ve, del pago medio de 60 euros por habitante en concepto de “tasas y precios públicos hemos pasado a 92 euros de este año.

Pero nuestros gobernantes saben perfectamente lo que hacen. No ignoran que en este tiempo los precios de todo han subido un 14% y sin embargo el sueldo medio ha bajado un 2,3%. Por eso el PP nos está echando una mano. No sólo subiéndonos los tributos, también abaratando el despido, recortando las prestaciones sociales, imponiéndonos el copago sanitario y eliminando todo tipo de becas y ayudas a la dependencia, empujando a miles de familias de Valladolid a la pobreza. Sólo en el último año la capacidad de ahorro de las familias se ha reducido un 22%, mientras que la cesta de la compra de productos básicos se ha encarecido un 25%. Así lo demuestra un reciente informe de la OCU.

Pero seamos positivos, aún nos quedan las pensiones. Al menos hasta que dentro de unos meses, únicamente por nuestro bienestar, nos reformen el sistema público y consigan reducir hasta un 20% el poder adquisitivo de todos los pensionistas en los próximos diez años. Pensionistas de cuyos ingresos dependen a día de hoy muchas personas, quizás usted.

Confiemos en el valor de no cambiar nada, de esperar a que escampe. Esa es la estrategia de nuestro experto equipo de gobierno, al que desde el PSOE hemos pedido, simplemente, que estudie la mejora de la progresividad fiscalmunicipal, ya sabe, para que cada cual pague con arreglo a sus capacidad económica, y nos han contestado lo de siempre: que no. Así que todo hace pensar que lo incluirán en su programa electoral 2015.


Hasta que las elecciones lleguen hágales caso, sea buen ciudadano y mejor contribuyente. Forme parte de esa “mayoría silenciosa” a la que están entregados estos cumplidores gobernantes y convénzase: ni paga más tributos ni hay recortes en los servicios. Ya lo dicen ellos, la oposición exagera. La gente está tan satisfecha con la gestión que las reclamaciones tributarias se triplicaron en 2012 y este año batirán un nuevo record. Así es, tiene usted la suerte que no tienen en otras ciudades, que viven la desgracia de andar en manos de políticos de la peor calaña, de esos que andan, fíjese, envueltos en casos de corrupción.